dimarts, 6 de febrer de 2007

ELS CAMINS DE L'ART

BELLESA I MORT



Deu de ser l’hivern, amb aquests dies grisos en que la boira ho amara tot...
Ha de ser la manca de la llum del Sol, l’espectacle d’una Natura immersa en la melancolia, a l’espera d’aquella primavera que ja està neixent i que s’amaga darrera de cada fulla caiguda en el terra...
Pot ser... poden ser tantes coses...
Quatre lentes i fredes gotes llisquen pel cristall de la finestra que tinc al davant, dibuixant formes sense forma... i un sentiment de petitesa s’apodera de la meva ànima...
M’atrau l’abisme, ho reconec, l’alegria i la tristesa per igual i jo, equidistant al vell mig d’una ecuació impossible de resoldre...
Penso... visc... i en les meves pantalles interiors apareixent les imatges, els sons, les paraules….



“La Belleza es Verdad,
la Verdad-Belleza, eso es todo
lo que sabemos de la tierra
y todo lo que necesitamos saber.”

Keats.



“¡Pensador, hombre libre! no solo piensas tu
en un mundo libre en el que estalla la vida en cada cosa.
Tu libertad dispone de tus múltiples fuerzas,
pero de tus consejos está ausente la tierra.
Un espíritu que obra respeta a todo bruto,
cada flor es un alma que se abre silenciosa,
un misterio de amor en el metal descansa,
¡Todo es sensible! y todo, sobre tí, poderoso.
Teme en los muros ciegos al ojo que te espía;
a la misma materia se halla ligado el verbo...
¡No permitas que sirva para algún uso impío!
pues en el ser oscuro suele ocultarse un Dios
y cual ojo naciente por su párpado preso
un espíritu puro se agita en el guijarro.”


G. de Nerval: (Versos dorados)



“Cuanto más se eleva
y se ensancha el pensamiento humano,
menos comprensibles aparecen la nada y la muerte.
Todo lo que muere cae en la vida;
y todo lo que nace tiene la misma edad de lo que muere.
La muerte es el lado de la vida que no está vuelto hacia nosotros...
No hay ni un más acá ni un más allá,
tan sólo la gran unidad.”


J.M. Rilke: (La muerte.)





“Soy bella ¡Oh, mortales!,
como un sueño de piedra
y mi seno, para todos en su momento mortífero,
está hecho para inspirar al poeta,
un amor eterno y mudo como la materia.
Trueno en el azul como una incomprendida esfinge;
uno un corazón de nieve a la blancura de los cisnes;
odio el movimiento que desplaza las línias,
y jamás lloro, jamás rio”.


Baudelaire: (Belleza muerte)



“La muerte y la Belleza son dos cosas profundas,
que contienen tanta sombra y tanto azul que parecen,
dos hermanas igualmente terribles y fecundas,
guardando el mismo enigma y el mismo misterio.”


Baudelaire: (Belleza muerte)

“Somniavem l’un en l’altre
i del somni em despertat,
vivim per poder estimar-nos
i en la nit tornem a caure.
Tu sorties del meu somni,
del teu somni jo he sortit.
Morirem, si totalment
es perdia l’un en l’altre.
Dues gotes en un lliri
vibren clares i rodones.
Es fonen en una i baixen
rodolant al fons del calze...”


C.F. Hebbel.



“Todo induce a creer que existe cierto punto del espíritu
desde el cual la vida y la muerte, lo real y lo imaginario,
lo pasado y lo futuro, lo comunicable y lo incomunicable,
lo alto y lo bajo dejan de ser percibidos contradictoriamente.”


André Bretón: (2º. Manifiesto.)





“Penso en tu quan del sol la lluïssor
des del mar resplandeix;
Penso en tu quan el raig de la lluna es pinta
a l’aigua de les fonts.
Et veig a tu, quan al camí remot
la polsaguera s’alça;
en fonda nit, quan per l’estret vial
tremola el caminant.
Et sento a tu, quan amb rumor pausat
s’aixequen les onades;
al bosc quiet sovint et vaig a escoltar
quan tota cosa calla.
Estic amb tu, encara que ets tan lluny,
et sento sempre prop de mí!.
El Sol es pon, aviat veuré estrelles,
Oh!, si fossis aquí!”


Goethe.





“He visto una vez lo Único,
lo que mi alma buscaba,
y la perfección que situamos lejos,
más allá de las estrellas,
que relegamos al final del tiempo;
yo la he sentido presente.
¡Estaba aquí, lo más elevado, estaba aquí,
en el círculo de la naturaleza humana y de las cosas!
Ya no pregunto donde está;
estaba en el mundo, puede volver a él;
lo he visto, lo he conocido.
¡Oh, vosotros, los que buscais lo más elevado y mejor
en la profundidad del saber, en el tumulto del comercio,
en la oscuridad del pasado, en el laberinto del futuro,
en las tumbas o más allá de las estrellas!.
¿Sabeis su nombre?
¿el nombre de lo que es uno y todo?
Su nombre es Belleza.


Holderling: (Hyperión)



“He muerto porque no tengo deseos,
no tengo deseos porque creo poseer,
creo poseer porque no trato de dar,
al tratar de dar me doy cuento de que nada poseo,
al comprobar que nada poseo trato de darme yo mismo,
al tratar de darme yo mismo, comprendo que nada soy,
al ver que nada soy, deseo transformarme,
al desear transformarse, ¡se vive!.”


Rimbaud.






POEMA nº 20(Pablo Neruda)


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.»
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.



“Encara en plena primavera
de la vida, vaig emigrar,
i les joves i alegres danses
van restar a la casa pairal.
Tots els meus bens, la meva herència,
alegrement vaig escampar-los,
vaig agafarun bordó lleuger
i vaig partir amb ànim d’infant.
Perquè em guiava un fort deler
i una fosca convicció
que em deia: tens el camí obert,
fuig vers l’indret on surt el Sol.
Trobaràs un portal daurat,
hi entraràs, perquè en aquell lloc,
allò que es terrenal es torna
celestial, immarcescible.
Vingué la nit, vingué el matí
mai més, mai més no em deturava;
però restava sempre ocult
allò que busco, allò que vull.
Cimals s’alçavent davant meu,
torrents barraven el meu pas,
vaig posar passos entre cingles
i ponts damunt els rius ferotges.
I vaig fer cap a la ribera
d’un riu que vers Llevant corria
fiat amb joia en el seu rumb
dins el seu si vaig capbussar-me.
Vers un mar immens em va dur
el joc de les seves onades;
en tinc davant l’ampla buidor,
no m’he apropat a l’objectiu.
Ah, cap sendera no m’hi guia,
ah, sobre meu el cel mai més
no entrara en contacte amb la terra
i l’Allí mai no serà Aquí!”.

Schiller: (El Peregrí)



"Palabras para Julia."
de José Agustín Goytosolo.

"Tú no puedes volver atrás,
porqué la vida ya te empuja,
Como un aullido interminable,
interminable...
Te sentirás acorralada,
te sentirás perdida y sóla,
tal vez querrás no haber nacido,
no haber nacido...
Pero tú siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso...
La vida es bella ya verás,
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos...
Un hombre sólo, una mujer,
así tomados de uno en uno,
són como polvo, no són nada,
no són nada...
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso...
Otros esperan que resistas,
que les ayude tu alegría,
que les ayude tu canción,
Entre sus canciones...
Nunca te entregues, ni te apartes
junto al camino, nunca digas,
no puedo más y aquí me quedo,
y aquí me quedo...
Entonces siempre acuérdate,
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso...
La vida es bella ya verás,
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos...
No sé decirte nada más,
pero tú debes comprender
que yo aún estoy en el camino,
en el camino...
Pero tu siempre acuérdate,
de lo que un día yo escribí,
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso..."





NO TE AFLIJAS...

No te aflijas, la belleza volverá a regocijarte con su gracia;
la celda de la tristeza se convertirá un día en un jardín cercado lleno de rosas.
No te flijas corazón doliente, tu mal en bien se trocará;
no te detengas en lo que te perturba:
ese espíritu trastornado conocerá de nuevo la paz.
No te aflijas, una vez más la vida reinará en el jardín en que suspiras
y veras muy pronto, ¡ oh, chantre de la noche!,
una corona de rosas sobre tu frente.
No te aflijas si no comprendes el misterio de la vida.
¡Tanta alegria se oculta tras el velo!.
No te aflijas si, por algunos instantes,
las esferas estrelladas no giran segun tus deseos,
pues la rueda del tiempo no siempre da vueltas en el mismo sentido.
No te aflijas, alma mía, si el torrente de los dias
convierte en ruinas tu morada mortal,
pues tienes el amor para salvarte de ese diluvio.
No te aflijas si el viaje es amargo y la meta invisible.
No hay camino que no conduzca a una meta.
No te aflijas, Hafiz , en el rincón humilde
en que te crees pobre y en el abandono de las noches oscuras,
pues aún te quedan tu canción y tu amor...
HAFIZ, Chiraz, Pérsia S.XIV.


“Todo vive, todo se agita,
todo se corresponde;
los rayos magnéticos emanados
de mí mismo o de otros,
atraviesan sin obstáculos
la cadena infinita de las cosas creadas:
es una red que cubre el mundo
y cuyos hilos se comunican
con las plantas y las estrellas.”

G. de Nerval: (Aurelia)