dissabte, 20 de febrer de 2016

LA MATRIZ DE LA CREACIÓN: EL ANTIGUO SÍMBOLO DE LA FLOR DE LA VIDA

“La geometría es una vibración, una energía esencial que está en todo y se conecta con todo. La vibración de esas imágenes resuena en nuestro inconsciente. La geometría te ayuda a abrir tu mente y hace aflorar lo más esencial de cada uno de nosotros”
“Tú eres mucho más de lo que piensas que eres. Una gran parte de tu ADN todavía permanece dormido y la Geometría Sagrada ayuda despertarlo”

Janosh


En varias de las entradas de estos blogs, me he referido a la importancia de la Geometría Sagrada, como vehículo para ayudarnos en el despertar.
Vimos alguna cosa de ella por ejemplo en las entradas sobre las Catedrales góticas que podéis ver aquí:


y siguientes…

y en las de Pitágoras


o en la de las Pirámides

http://terradesomnis.blogspot.com.es/2011/10/el-misteri-de-les-piramides.html


sólo por citar algunas.

Hoy quisiera hablaros de un símbolo en particular: “La Flor de la Vida”, estrechamente ligado a la Geometría Sagrada que según la definición de la Wikipedia sería: El término Geometría Sagrada hace referencia al conjunto de formas geométricas que se encuentran presentes en el diseño de ciertos sitios considerados sagrados, principalmente iglesias, catedrales y mezquitas, junto con los significados simbólicos y esotéricos que se les atribuyen en base a sus propiedades.  Debido a su trasfondo religioso y filosófico, su énfasis en la geometría y la matemática y su relación con la construcción de catedrales, la geometría sagrada es asociada con la masonería. Algunas personas que trabajan con la geometría sagrada afirman que estimula ambos hemisferios cerebrales a la vez; el derecho por estar relacionado con habilidades artísticas y viso-espaciales, y el izquierdo por estar relacionado con la matemática y la lógica, aunque cabe aclarar que esto se trata de una sobresimplificación de la actividad cerebral y la especialización de cada hemisferio.






En la Geometría sagrada, La Flor de la Vida es un símbolo usado en muchas religiones y creencias del mundo. Se trata de una figura geométrica compuesta de círculos debidamente separados o espaciados, superpuestos de forma coincidente, y ordenados de manera que reflejen, en este diseño simétrico políptico, una flor de forma parecida al Hexágono. El centro de cada círculo está en la circunferencia de seis círculos o más que se rodean a sí mismos, todos del mismo diámetro.
El Símbolo de la Flor de la vida -según algunos estudiosos- sobrepasa los seis mil años. A través del tiempo , la historia, los filósofos y artistas, al igual que los arquitectos de todo el mundo, han sabido que la flor de la vida tiene una forma perfecta en proporción y armonía. Este símbolo es considerado parte de la Geometría sagrada y, de acuerdo con el esoterismo, contiene un valor antiguo y religioso que muestra las formas fundamentales del espacio y tiempo. 
En este sentido, es una expresión visual de las conexiones que la vida tiene con todos los seres humanos, por lo que algunos creen que contiene algún tipo de Registros Akásicos de información básica sobre todos los seres vivientes. (El adjetivo akáshico es un neologismo acuñado por la teósofa británica Annie Bésant (1847-1933), que proviene de ākāśa, un término existente en el antiguo idioma sánscrito de la India, que significa ‘éter’ un fluido impalpable, inmaterial, sutil e intangible, que los antiguos hindúes suponían que penetraba todo el universo y sería el peculiar vehículo del sonido y la vida). Pero no hay ninguna palabra sánscrita que signifique «registro akáshico», a pesar de que el sánscrito es un idioma muy exhaustivo en lo que respecta a nombrar fenómenos paranormales.)
Existen varias tradiciones religiosas y filosóficas asociadas con la creencia de la flor de la vida, como, por ejemplo, las representaciones de los Cinco Sólidos platónicos que se encuentran dentro del símbolo de El cubo de Metatrón, que muy posiblemente haya derivado del símbolo de la Flor de la vida. 




Estos Sólidos platónicos son Figuras Geométricas que supuestamente actúan como plantillas o patrón de donde emanan todas las formas de vida.
Estos dibujos también son llamadas Mándalas. Mándala es un término de origen sánscrito, que significa diagramas o representaciones simbólicas bastante complejas, utilizadas tanto en el budismo como en el hinduismo.
Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración), es generalmente representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los iantra hindúes son lineales,






mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. 






A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mándala.
Por otra parte, la mayoría de las culturas posee configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: 






la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, 





ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, 






los rosetones de vitral en las mismas iglesias;





los calendarios aztecas





los diagramas de los indios pueblo, 





etcétera, aunque podríamos seguir y seguir..
Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia con respecto a un centro) y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza (tal como en la tradición helenística lo proponía, por ejemplo, el uróboros).






A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del ocultismo occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro —o al menos el del ritual— es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los mándalas orientales.
Esta universalidad de los mándalas hizo que el psiquiatra Carl Gustav Jung los privilegiara como expresiones probables de lo inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mándala figura al sí-mismo (Selbst), que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de individuación

Un poco de historia,

Originalmente se pensaba que el templo de Osiris en Abidos, Egipto contenía los más antiguos ejemplos conocidos de la Flor de la Vida. Ahora se cree saber que un ejemplo anterior del patrón se puede ver en las salas de los asirios Museo del Louvre en París. El diseño forma parte de un paso del umbral de yeso o alabastro medición de 2,07 x 1,26 metros (6,8 x 4,1 metros) que existieron originalmente en uno de los palacios del rey Asurbanipal, y se ha fechado a c. 645 aC 





Los ejemplos de Abydos en Egipto son también dignos de mención.
Según la mitología egipcia, fue en Abidos dondeIsis encontró la cabeza de Osiris, quien había sido descuartizado por su hermano Seth, y por eso Abydos fue el centro de adoración de Osiris, señor del mundo terrenal. El patrón de la «Flor de la Vida» está plasmado varias veces, en un color rojizo, sobre uno de los pilares del templo, en el que hay 2 patrones claramente marcados.

El dibujo no está pintado sino que estaría grabado en la estructura de la roca, de modo que si se cortara la roca transversalmente, sería posible seguir viendo el dibujo desde el frente.








La Flor de la Vida es el nombre que se da a esta figura geométrica compuesta de 19 círculos completos del mismo diámetro y 36 arcos circulares que forman un conjunto de forma hexagonal, enmarcado dentro de un círculo mayor. Los 19 círculos se solapan creando patrones radiales simétricos, similares a flores de 6 pétalos. 
Se alega que son más de 6.000 años y algunos autores añaden que se puede datar ya en el año 10.500 antes de Cristo, incluso antes, aunque éstas hipótesis no han podido ser confirmadas. 
La investigación “oficial más reciente” afirma que estos símbolos no pueden ser de antes del 535 aC, y probablemente, “dicen” daten del siglo segundo y cuarto, sobre la base de la evidencia fotográfica del texto griego, que aún ser totalmente descifrado, visto junto a la flor de los círculos de la vida y la posición de los círculos cercanos a la parte superior de las columnas, que están a más de 4 metros de altura. Esto sugiere que el Osirion estaba medio llena de arena antes de que los círculos se hubieran  elaborando y por lo tanto, es probable que haya sido mucho después del final de la dinastía ptolemaica . 
Posiblemente cinco flores de los patrones de vida se pueden ver en una de las columnas de granito y otros cinco en una columna de enfrente en el Osirion. Algunos son muy débiles y difíciles de distinguir. No han sido talladas en el granito, pero se dibujan en rojo ocre con cuidadosa precisión. 
Ante ésta visión “oficial” defendida por los científicos y egiptólogos, existen diversos argumentos contrarios. El primero y más importante, hace referencia al cómo están grabados los mismos círculos, no parecen haberlo sido con cincel, o con cualquier otro tipo de máquina conocida por los egipcios ptolemaicos, por los griegos de los primeros siglos, o por los romanos, árabes etc., que les sucedieron en el dominio de Egipto, más bien, parecen ser obra de una tecnología muy, muy reciente como sería con un rayo láser muy preciso, o cualquiera otra tecnología de la antigüedad de la que no tenemos conocimientos, como sucede y está claramente demostrado con la maquinaria de taladrar de los antiguos egipcios de las primeras dinastías. 
En segundo lugar, los textos en griego que aparecen junto a los círculos que dicen “Dios Nilo” están burdamente cincelados y no parecen guardar relación alguna con la perfección de la Flor de la Vida representada en aquellos bloques de granito. 
Por otra parte, hemos de tener en cuenta, que el Osirión ha permanecido enterrado bajo la arena del desierto hasta mediados del siglo pasado. 
A continuación, pongo a vuestra disposición un vídeo de la serie “El Ojo de Horus” –que por cierto me gustaría recomendaros encarecidamente- dedicado a Abydos y el Osirión:




Sea, como sea, probablemente el misterio continuará sin resolverse aún por mucho tiempo –hay demasiados intereses creados-, pero eso no disminuirá ni un ápice la emoción que hemos podido sentir aquellos que nos hemos acercado lo suficiente a ese símbolo de miles de años.
Como ya hemos dicho, es considerado por algunos como un símbolo de la geometría sagrada, conteniendo antiguos valores religiosos que representan las formas fundamentales del tiempo y el espacio. 
Se creía que representa la fuente de toda vida, así como su interconectividad, y que contiene en sus formas la lógica de la Creación, como explicaremos más adelante. Desde la edad más temprana, el ser humano ha creído que el “Todopoderoso” ha basado la creación del universo en un plan geométrico. Estas sagradas geométrias y proporciones matemáticas, ratios y armónicos se han encontrado en la vida natural, luz, música, cosmología, etc. El símbolo de la flor de la vida ha sido venerado por las culturas en todo el mundo a lo largo de la historia, básicamente como un símbolo de la esencia de la vida. 







¿Que hay pues con esta imagen? ¿Por qué es tan sagrada? Veamos… Es llamada Flor, no solo porque se ve como una flor, sino porque representa el ciclo de un árbol frutal. El árbol frutal hace una pequeña flor que pasa por una metamorfosis y se convierte en una fruta. La fruta contiene dentro la semilla, que cae al suelo y entonces se convierte en otro árbol. Por lo que ahí existe un ciclo de árbol a flor, a fruta, a semilla y de vuelta nuevamente a un árbol, en esos cinco pasos. Los simples cinco pasos milagrosos en este ciclo de la vida, que a todos nos toca vivir, morir y… volver a vivir.

A lo largo de muchos años, en todos los viajes que he podido realizar, sea por la geografía penínsular, o por los otros países y continentes que me ha sido dado visitar, en todas partes, he encontrado siempre éste símbolo o patrón, como podréis ver en la presentación que acompañará ésta entrada. Entre los miles de lugares que se podrían citar, señalemos sólo para comenzar: en Catalunya, en el País Vasco,  en Galícia, España, Escocia, Austria, Egipto, China, Turquía, Israel, India, México, entre otros. En Ephesus, Izmir, Turquía, en el león guardián de la Ciudad Prohibida de Beijing, China, en la Mezquita de Córdoba, en el Palacio del Rey Herodes, Israel, en la puerta de Nínive de la cultura mesopotámica que se encuentra en el Museo del  Louvre en Paris, y en el Templo Dorado de la India, etc.



Resulta evidente, que en todas partes tiene un significado especial, quizás no siempre el mismo, ni de igual importancia, desde lo más sagrado, a lo sencillamente decorativo; por su belleza, por su aparente simplicidad, por su asociación a cultos religiosos, funerarios, a la tradición, por lo que sea, pero ahí está, como testimonio de unas creencias compartidas que se pierden en la memoria de los pueblos de –me atrevería a decir- todo el mundo.
Entre la multitud de personas que en todo tiempo y lugar han estudiado la Flor de la Vida, me gustaría hablar aquí de uno de los más grandes: Leonardo da Vinci (nacido el 15 de abril de 1452 en Vinci y fallecido el 2 de mayo de 1519 en Amboise, Francia), veámoslo en uno de sus más conocidos autoretratos: 









 ahora veamos una imagen especular del mismo, a las que el propio Leonardo era tan aficionado










ahora las sobrepondremos aplicando un poco de transparencia para poder ver la yuxtaposición y, !oh, sorpresa!



ahora nos mira de frente!. Os invito a que hagáis lo mismo con otros autoretratos de otros pintores, veréis el porqué de la genialidad de Leonardo.
Aunque fundamentalmente lo conozcamos por ser una gran pintor, especialmente se obra más conocida: La Gioconda y toda la aureola que la rodea:




En éste caso hemos traído la copia restaurada del Museo del Prado, aunque parezca una obra sencilla, el autor trabajo en ella a lo largo de 17 años, buscando la obtención de una belleza ideal -según su tiempo-. Tal y como vimos en el caso del busto de Nefertiti, el autor no escatimó calculos matemáticos y geométricos, para aproximarse a esa belleza:





Fijaros bien en todas éstas líneas que se han sobrepuesto a la tela, porque como podremos ver más adelante, tienen mucho que ver con lo que aquí vamos a explicar, sobre la Matriz de la Creación, recordad que todos éstos cálculos y diagramas, se hicieron para conseguir una obra de gran belleza, que por cierto resulto inacabada. El mismo Leonardo decía que ".una obra de arte, no se acaba nunca, sino que se abandona".
Como decíamos, Leonardo da Vinci - a quien un día deberíamos dedicar una entrada en exclusividad- fue un polímata (en griego: πολυμαθής), que quiere decir «que conoce, comprende o sabe de muchos [campos]», sería un individuo que destaca en diversas ramas del saber. El término se refiere a personas cuyos conocimientos no están restringidos a un área concreta, sino que dominan diferentes disciplinas, generalmente las artes y las ciencias. La mayoría de los filósofos de la antigüedad eran polímatas, tal como entendemos el término hoy en día. 
Fue a la vez pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista… estudioso de todo o casi de todo, el vuelo de las aves, los remolinos de las aguas en los ríos, de las religiones… y de la Geometría Sagrada, la que aprendió con su maestro Luca Pacioli (Sansepolcro 1445 - 1517) 




quien fue un fraile franciscano, matemático, precursor del cálculo de probabilidades y economista italiano.   En la década de 1490, estudió matemáticas al lado de Luca Pacioli y realizó una serie de dibujos de sólidos regulares en una forma esquelética para que formaran parte del libro Divina Proportione (1509). 





Estaba fascinado por la idea de lo absoluto y lo universal. Sin embargo, su cultura matemática era fundamentalmente práctica, con las limitaciones propias de los abacistes (antiguamente las operaciones de suma, resta, multiplicación y división se hacían con un ábaco, 





de ahí el nombre de abacistes) de su tiempo, con algunos conocimientos de la geometría euclidiana, de perspectiva y de mecánica, en la línea de lo que sabían los teóricos de su tiempo. Sin embargo, Leonardo concibió un instrumento con un sistema articulado destinado a permitir una solución mecánica para el problema de Alhacen, una cuestión de óptica esencialmente técnica, que testimonia un conocimiento profundo de las propiedades de la cónica.
Pero volviendo a nuestro tema. Leonardo da Vinci, estudio la flor de la vida, ¿que lo llevo a hacerlo?, en uno de sus códices secretos “El Codice Atlántico” (en latín Codex Atlanticus) 






es una colección encuadernada de dibujos y escrituras de Leonardo da Vinci que tiene doce volúmenes. Consta de 1.119 hojas que datan de 1478 a 1519, tratando de una gran variedad de temas: vuelo, armamento, instrumentos musicales, matemáticas y botánica. Este códice fue reunido por el escultor Pompeo Leoni, hijo de Leone Leoni, a finales del siglo XVI, aunque Leoni desencuadernó unos cuadernos de Leonardo durante su formación. Actualmente se encuentra en la Biblioteca Ambrosiana, en Milán, en el dedico varias páginas repletas de textos e ilustraciones a desvelar los misterios contenidos en la Flor de la Vida.





Así que Leonardo da Vinci estudió la  forma Flor de la vida y sus propiedades matemáticas. Señaló a la Flor de la Vida, así como diversos componentes como la Semilla de la Vida. 










Señaló que las  figuras geométricas representan a figuras tales como los sólidos platónicos, una esfera y un toro, y también se utiliza la proporción de oro de la phi en su obra. Phi (Fi (Φ,φ) es la vigésima primera letra del alfabeto griego. Los romanos, al transliterar esta letra a caracteres latinos, lo hicieron con el dígrafo ph, con lo que representaron el sonido de p aspirada ([p]) que tenía en griego antiguo: por ejemplo, en Phidias, philosophia o Pharao (en castellano: Fidias, filosofía, faraón). En griego moderno se pronuncia [f].) El número áureo (también llamado número de oro, razón extrema y media, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción) es un número irracional, representado por la letra griega φ (phi) (en minúscula) o Φ (Phi) (en mayúscula) en honor al escultor griego Fidias.

La ecuación se expresa de la siguiente manera:



El número áureo surge de la división en dos de un segmento guardando las siguientes proporciones: La longitud total a+b es al segmento más largo a, como a es al segmento más corto b.
También se representa con la letra griega Tau (Τ τ), por ser la primera letra de la raíz griega τομή, que significa acortar, aunque es más común encontrarlo representado con la letra fi (phi)(Φ,φ). También se representa con la letra griega alpha minúscula.
Se trata de un número algebraico irracional (su representación decimal no tiene período) que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la antigüedad, no como una expresión aritmética, sino como relación o proporción entre dos segmentos de una recta, es decir, una construcción geométrica. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en la naturaleza: en las nervaduras de las hojas de algunos árboles, en el grosor de las ramas, en el caparazón de un caracol, en los flósculos de los girasoles, etc. Una de sus propiedades aritméticas más curiosas es que su cuadrado (Φ2 = 2,61803398874988...) y su inverso (1/Φ = 0,61803398874988...) tienen las mismas infinitas cifras decimales.






Asimismo, se atribuye un carácter estético a los objetos cuyas medidas guardan la proporción áurea. Algunos incluso creen que posee una importancia mística. A lo largo de la historia, se ha atribuido su inclusión en el diseño de diversas obras de arquitectura y otras artes, aunque algunos de estos casos han sido cuestionados por los estudiosos de las matemáticas y el arte.
Tambien lo encontramos en la naturaleza:














Muchos investigadores dicen que este estudio derivó , en el hombre de Vitruvio. El Hombre de Vitruvio es un famoso dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor del año 1487 en uno de sus diarios. Representa una figura masculina desnuda en dos posiciones sobreimpresas de brazos y piernas e inscrita en un círculo y un cuadrado. Se trata de un estudio de las proporciones del cuerpo humano, realizado a partir de los textos de arquitectura de Vitruvio, arquitecto de la antigua Roma, del cual el dibujo toma su nombre. También se conoce como el Canon de las proporciones humanas.




Marco Vitruvio Polión (en latín Marcus Vitruvius Pollio) fue un arquitecto, escritor, ingeniero y tratadista romano del siglo I a. C. Es frecuente, aunque inadecuado, encontrar su nombre escrito como Vitrubio. Fue arquitecto de Julio César durante su juventud, 



reconstrucción de la Tienda de campaña de César, fijarse en la Flor de la Vida en los extremos.

y al retirarse del servicio entró en la arquitectura civil, siendo de este periodo su única obra conocida, la basílica de Fanum (en Italia). 





Es el autor del tratado sobre arquitectura más antiguo que se conserva y el único de la Antigüedad clásica, De Architectura, en 10 libros (probablemente escrito entre los años 23 y 27 adC). Inspirada en teóricos helenísticos -se refiere expresamente a inventos del gran Ctesibio- la obra trata sobre órdenes, materiales, técnicas decorativas, construcción, tipos de edificios, hidráulica, colores, mecánica y gnomónica (Libro IX).












De acuerdo con las notas del propio Leonardo en el Hombre de Vitruvio se dan ciertas relaciones:
Una palma equivale al ancho de cuatro dedos.
Un pie equivale al ancho de cuatro palmas (12 pulgadas).
Un antebrazo equivale al ancho de seis palmas.
La altura de un hombre son cuatro antebrazos (24 palmas).
Un paso es igual a un antebrazo.
La longitud de los brazos extendidos (envergadura) de un hombre es igual a su altura.
La distancia entre el nacimiento del pelo y la barbilla es un décimo de la altura de un hombre.
La altura de la cabeza hasta la barbilla es un octavo de la altura de un hombre.
La distancia entre el nacimiento del pelo a la parte superior del pecho es un séptimo de la altura de un hombre.
La altura de la cabeza hasta el final de las costillas es un cuarto de la altura de un hombre.
La anchura máxima de los hombros es un cuarto de la altura de un hombre.
La distancia del codo al extremo de la mano es un quinto de la altura de un hombre.
La distancia del codo a la axila es un octavo de la altura de un hombre.
La longitud de la mano es un décimo de la altura de un hombre.
La distancia de la barbilla a la nariz es un tercio de la longitud de la cara.
La distancia entre el nacimiento del pelo y las cejas es un tercio de la longitud de la cara.
La altura de la oreja es un tercio de la longitud de la cara.
La distancia desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla es la cuarta parte del hombre.
La distancia desde debajo de la rodilla hasta el inicio de los genitales es la cuarta parte del hombre.
El inicio de los genitales marca la mitad de la altura del hombre.





El redescubrimiento de las proporciones matemáticas del cuerpo humano en el siglo XV por Leonardo y otros autores, está considerado como uno de los grandes logros del Renacimiento.
El dibujo también es a menudo considerado como un símbolo de la simetría básica del cuerpo humano y, por extensión, del universo en su conjunto.
Examinando el dibujo puede notarse que la combinación de las posiciones de los brazos y piernas crea realmente dieciséis (16) posiciones distintas. La posición con los brazos en cruz y los pies juntos se ve inscrita en el cuadrado sobreimpreso. Por otra parte, la posición superior de los brazos y las dos de las piernas se ve inscrita en el círculo sobreimpreso. Esto ilustra el principio de que en el cambio entre las dos posiciones, el centro aparente de la figura parece moverse, pero en realidad el ombligo de la figura, que es el centro de masas verdadero, permanece inmóvil.
Así pues, dicen que descubrió el secreto de la “semilla de la vida”.





La Semilla de la Vida es un símbolo que representa los siete días de la creación en la que el Dios judeo-cristiano creó la vida, Génesis 2:2-3, Éxodo 23:12, 31:16-17, Isaías 56:6-8.





El primer día se cree que es la creación de la Vesica Piscis, la creación del trípode de la vida en el segundo día, seguida de una esfera añadido para todos los días subsiguientes hasta las siete esferas de la construcción de la Semilla de la Vida en el sexto día de la creación. El séptimo día es el día de descanso, conocido como el "sábado" o "Shabat". Todo ello lo estudiaremos con detalle un poco más adelante.
Leonardo da Vinci pudo descifrar este símbolo, o quizás será todo tan sólo un mito, ¿quedara finalmente en un secreto, o alguna vez se sabrá el por qué de estos dibujos?.
Pero continuemos.
La explicación más completa sobre el significado del símbolo de la Flor de la Vida, se la debemos a un autor tan admirado por unos, como criticado por otros: Drunvalo Melquisedec.





En la entrada anterior dedicada a Akhenaton y a su intento de revolución atoniana que podéis ver aquí:


ya puse de manifiesto mis dudas y certitudes respecto al personaje en cuestión, pero sinceramente, después de mucho meditar sobre éste símbolo, creo que vale la pena recurrir a éste autor, concretamente a su obra “El antiguo secreto de la Flor de la Vida” que os podéis descargar aquí:






Veamos lo que nos explica en alguno de los apartados.
Por si se os hace demasiado pesado leer el texto, os pongo un vídeo que resulta un excelente resumen:





El Génesis, La Historia de la Creación
Las Versiones Cristiana y Egipcia

Vamos a comenzar por darnos cuenta que la comprensión Cristiana y Egipcia sobre la Realidad, es casi idéntica. La comprensión Cristiana se deriva de la Egipcia. Cómo ya vimos en la entrada sobre Akhenaton, Moisés el autor del Génesis de la Biblia, había sido educado como hermano del faraón, hijo adoptivo probablemente del famoso Ramsés II. Como tal, debería ser educado en los máximos conocimientos disponibles en su momento; cabe suponer pues, que conociera perfectamente la Cosmogénesis egipcia tal y como se enseñaba en los templos de Heliópolis, Karnak, Luxor, Hermépolis, etc.
Aquí están las primeras tres oraciones de la Biblia Cristiana: “En el principio Dios creó el cielo y la tierra”. Y la tierra no tenía forma y el vacío y la oscuridad se posaban sobre la cara de las profundidades y el espítiritu de Dios se movió sobre la superficie de las aguas. Y dijo “Que se haga la luz” y “se hizo la luz”.
Para comenzar, esta afirmación de que la Tierra no tenía forma y que surgió del Vació, de la nada, es exactamente lo que creían los Egipcios. Es también lo que creen muchas otras religiones. Tanto la religión Egipcia como la Cristiana, creen que todo lo que se necesita para iniciar el proceso de creación es nada y espíritu y cuando esos dos conceptos se unen, entonces pueden ser creadas todas las cosas. Ellos creen que la creación comienza con el movimiento del espíritu. En la segunda oración dice, "la Tierra no tenía forma ni vacío" y que el espíritu de Dios se movió sobre la superficie de las aguas. Después, en la siguiente oración, Dios dice, "Que se haga la luz." Primero se dio el movimiento, e inmediatamente después surgió la luz.
De acuerdo con la creencia egipcia, en las Biblias Cristianas actuales se dejó fuera un pequeño detalle.
Aunque en las Biblias más antiguas no está necesariamente este error. Existen 900 versiones de la Biblia en el mundo y en muchas de las más antiguas la primera oración dice, "En el principio había seis." También comienza de otras formas; ha sido cambiada muchas veces durante los años.
Los antiguos Egipcios dirían que es imposible la forma en la que se inicia la creación en las Biblias modernas, especialmente si piensan en ello desde el punto de vista de la física. Imaginen un espacio oscuro e infinito que continúa por siempre en todas direcciones. No hay nada en él, solo espacio infinito sin nada.





Imagínense a sí mismos, no su cuerpo, sino su conciencia, en medio de eso. Están solo flotando allí sin nada.
No se pueden caer realmente, porque ¿hacia dónde se caerían? No sabrían si se están cayendo o si están subiendo o moviéndose a un lado; de hecho, no existe forma de experimentar movimiento alguno.
Desde un punto de vista puramente físico o matemático, el movimiento en sí, o la energía kinética, es absolutamente imposible en el vacío. No pueden ni siquiera girar, porque el movimiento no puede convertirse en algo real, hasta que no haya cuando menos otro objeto en el espacio a su alrededor. Tiene que haber algo en relación a lo que ustedes se mueven. Si no tienen algo en relación a lo que se mueven, ¿cómo sabrían que se están moviendo? Quiero decir, si subieran treinta pies, ¿cómo sabrían eso? No hay cambio. Sin cambio, no hay movimiento. Entonces los antiguos Egipcios dirían que antes de que Dios se "moviera sobre la superficie de las aguas" El/Ella tenía que crear antes algo en relación a lo cual moverse.

Cómo lo hicieron según las Escuelas de Misterios.

Ahora, piensen en ustedes parados en una habitación oscura, cerca de una puerta que se conecta con una segunda habitación. Están listos para entrar en la segunda habitación que está mucho muy oscura. Casi no pueden ver la puerta que conduce hacia ella. Entran a la segunda habitación, cierran la puerta detrás de ustedes y está como boca de lobo.




Cuando se enfrentan con esa situación, tienen la habilidad de proyectar un rayo sensorial desde el área de su tercer ojo y pueden también sentir desde sus manos. (Realmente pueden percibir desde cualquier chackra, pero las personas lo hacen generalmente desde su tercer ojo o sus manos.) Pueden proyectar un rayo de conciencia hacia esa habitación oscura una a cierta distancia. Puede ser que solo sea una pulgada, o quizás puedan sentir hacia fuera uno o dos pies y todavía saben que hay algo, o no hay nada en ese espacio. Su conciencia sale esta distancia y después se detiene. Su conocimiento se detiene y no saben qué hay más allá de ese punto. Probablemente todos saben de lo que estoy hablando, aunque muchos de nosotros hemos permitido que ese sentido se retraiga, porque confiamos demasiado en nuestros ojos.
Pero algunas personas, especialmente los antiguos Egipcios, eran realmente buenos para hacer esto. Podían entrar a una habitación oscura y sentir todo el derredor para saber si había algo allí, aunque no pudieran ver nada con sus ojos. Hay personas ciegas que también pueden demostrar esta habilidad.






En realidad, tenemos seis de estos rayos sensitivos - no solo uno, sino seis. Todos provienen del centro de nuestras cabezas, la glándula pineal. Un rayo sale por la parte de enfrente de nuestra cabeza por el tercer ojo y otro sale hacia atrás; uno sale desde la izquierda y otro hacia la derecha de nuestro cerebro; y otro sale directo hacia arriba a través del chakra de la corona y el sexto directo hacia abajo a través de nuestro cuello -las seis direcciones. Estas son las mismas direcciones de los ejes de geometría x — y — z. Los egipcios creían que este aspecto innato de la conciencia, es lo que permite que se inicie la creación. Ellos creían que si no tuviéramos esta habilidad, la creación nunca habría ocurrido.
Con el fin de comprender este proceso de creación hasta el nivel más profundo, se le pedía a los estudiantes Egipcios que se imaginaran y actuaran el proceso que vamos a describir. La siguiente descripción es la forma como ellos la explicaban y practicaban en sus escuelas de misterios. La forma como ellos lo aprendieron no es la única forma en la que se pudo haber hecho, pero es así como fueron instruidos.




El fondo negro en esta imagen representa el Gran Vacío y el pequeño ojo representa al espíritu de Dios. Entonces aquí está el espíritu de Dios existiendo en el Vacío, en la nada. Imaginen que ustedes son ese pequeño espíritu en medio del Vacío.
(Por cierto, cuando están en el Gran Vacío, se darán cuenta de que ustedes y Dios son uno, que no existe ninguna diferencia.) Después de estar un largo tiempo en el Gran Vacío, probablemente se sentirían aburridos, o curiosos o solos y querrían intentar algo nuevo, para tener algo de aventura en su vida.



Primero Crea un Espacio Fig.5-26. El espíritu proyectando conciencia en las seis direcciones. Entonces el Espíritu, el Ojo solitario, lanza un rayo de conciencia hacia el Vacío. Primero lanza este rayo hacia el frente, luego hacia atrás, después a la izquierda, posteriormente a la derecha, luego hacia arriba y hacia abajo [Fig. 5-26]. Dense cuenta de que la distancia a la que proyectan hacia el frente, es la misma distancia que proyectan hacia atrás, también a la izquierda, la derecha, arriba y abajo. El rayo de conciencia proyecta la misma distancia en todas las seis direcciones para cualquier individuo.
Aunque cada uno de nosotros es diferente respecto a la distancia a la que podemos proyectar este rayo (uno podría proyectarla una pulgada, otro dos pies y otro cincuenta pies), pero hay igualdad en todas las seis direcciones.
Entonces el espíritu proyecta esos rayos hacia fuera en esas seis direcciones, definiendo un espacio: norte, sur, este, oeste, arriba y abajo.



Esta debe ser la razón por la que los Indios Americanos y los nativos en todo el mundo le dan tanta importancia a las seis direcciones. ¿Alguna vez han notado esto en sus ceremonias, qué importante es que definan las direcciones? También es importante en la Cabala y en otras meditaciones que hacen.
Después, Enmarca ese Espacio. En las escuelas de misterios, después de que proyectaban esos seis rayos en las seis direcciones, lo siguiente que hacían era conectar los extremos de esas proyecciones.




Esto forma un diamante, o cuadrado, alrededor de ellos [Fig. 5-27]. Por supuesto, cuando se muestra en este diagrama en este ángulo, parece un rectángulo, pero pueden ver que en realidad sería un cuadrado.
Entonces hace un pequeño cuadrado alrededor de su punto de conciencia. Después, desde el cuadrado mandan un rayo hacia arriba, formando una pirámide alrededor de la base del cuadrado. [Fig. 5-28].
Después de que crean la pirámide en la parte superior, mandan un rayo hacia abajo al punto inferior, formando una pirámide abajo [Fig. 5- 29]. Si observan esto en un espacio real tridimensional, las dos pirámides espalda con espalda forman un octaedro. Aquí hay otra interpretación del octaedro. [Fig. 5-30].
Recuerden que esto es solo espíritu. No tienen cuerpo en el Gran Vacío; son solo espíritu. Entonces están en el Gran Vacío y han creado este campo a su alrededor. Ahora, una vez que han definido el espacio trazando el octaedro con dos pirámides espalda con espalda, tiene un objeto. Ahora es posible la energía cinética o el movimiento; es posible ahora algo que no era posible antes. El espíritu se puede mover fuera de la forma y girar alrededor. Puede ir hacia cualquier dirección por millas y millas, después puede regresar y tiene un lugar central para todo. La otra cosa que puede hacer el espíritu es permanecer fijo en medio de la forma, dejando que el objeto se mueva. La forma puede girar o bambolear o moverse en todas las formas posibles. Por lo que ahora son posibles los movimientos relativos.
Entonces Gira la Forma para Crear una Esfera.
El octaedro que crearon los estudiantes de esta forma tenía tres ejes, de frente hacia atrás, izquierda a derecha y arriba y abajo. Se les pidió que hicieran girar la forma alrededor de uno de los ejes, no importaba cuál y no importaba en que dirección. La giraban de una forma u otra, después giraban la forma una vez alrededor de otro eje y una vez alrededor del tercer eje. Con solo un giro alrededor de cada uno de los tres ejes, ellos trazaban los parámetros de una esfera perfecta. Antes de que se les permitiera a los estudiantes mover su propio punto de conciencia, se les enseñaba a girar esta forma octaédrica y a crear una esfera a su alrededor.
Ha sido acordado entre todos los involucrados en la geometría sagrada que yo conozco, que una línea recta es masculina y una línea curva es femenina. Por lo que una de las formas más masculinas es un cuadrado o un cubo y una de las formas más femeninas es un círculo o una esfera. Debido a que el octaedro que proyectó el espíritu está formado solo por líneas rectas, es una forma masculina; y debido a que la esfera está formada solo por líneas curvas, es una forma femenina.
Pasaron de la masculinidad a la feminidad.
Esta misma historia se relata en la Biblia cuando primero fue creado
Adán y después de Adán, o de la costilla de Adán, fue creada la hembra.
Por supuesto, la imagen del espíritu dentro de la esfera es también la imagen de la escuela.
La geometría sagrada comenzó cuando el espíritu hizo esta primera proyección hacia el Vacío y creó el primer octaedro a su alrededor. El Vacío es infinito, no hay nada en él, y estas formas que se están creando tampoco son nada. Son solo líneas imaginarias creadas por la conciencia. Esto les da una idea de lo que es la Realidad, no es nada.
Los Hindúes llaman maya a la Realidad, lo que significa ilusión.




El espíritu puede sentarse en medio de su creación durante mucho tiempo [Fig. 5-31] pero eventualmente tomará la decisión de hacer algo.
Para recrear este proceso, se les dio a los estudiantes de la escuela de misterios, la instrucción de volver a reproducir los mismos movimientos que hizo el espíritu. Todo lo que se requiere para crear y completar todo en el universo entero son dos simples instrucciones. Fig. 5-31. El espíritu en medio de su primera creación.

El Primer Movimiento del Génesis

Recuerden que el espíritu está ahora dentro de una esfera. Las instrucciones son moverse hacia aquello que fue creado recientemente y después proyectar otra esfera exactamente igual a la primera. Eso produce algo sumamente único y especial. Este es un sistema a prueba de tontos para crear la Realidad. No pueden cometer un error sin importar lo que hagan. Todo lo que hacen es moverse hacia lo que se acaba de crear y formar otra esfera del mismo tamaño que la primera. En este sistema, debido a que no existe nada excepto esta burbuja en el Vacío y el interior de la burbuja es igual al exterior, lo único que es nuevo o diferente es la membrana, la superficie de la esfera.
Entonces la conciencia decide moverse hacia la superficie. No importa hacia donde vaya en la superficie, puede ser cualquier lugar. Tampoco hace ninguna diferencia como llegue, ya sea que vaya en línea recta o haciendo curvas o espirales o explore cualquier espacio intermedio. Puede ser muy creativo; no importa. Pero de una forma u otra terminará en alguna parte sobre la superficie de la esfera.




Fig. 5-32. El primer movimiento del espíritu.
Para el propósito de este ejemplo diremos que el espíritu subió (solo para ser simétricos y para que sea más fácil entenderlo.) Como sea, el espíritu, este pequeño ojo solitario, aterriza en la superficie [Fig. 5-32]. Ha realizado el primer movimiento del Génesis: "Y el espíritu de Dios se movió sobre la superficie de las aguas." Y lo siguiente era: "Dios dijo, 'Hágase la Luz y se hizo la luz'". En este punto el espíritu solo sabe hacer una cosa, en realidad sabe cómo hacer dos cosas, pero el resultado final es una.
Sabe (1) como proyectar el pequeño octaedro y crear una esfera y (2) sabe cómo moverse a lo que se creó recientemente. Esta es una Realidad muy simple. Entonces llega a la superficie y hace otro octaedro, lo gira a través de los tres ejes y forma otra esfera de tamaño idéntico a la primera. Es idéntica en tamaño porque su habilidad para proyectar dentro del Vacío es la misma. Nada ha cambiado a este respecto. Entonces crea una segunda esfera exactamente del mismo tamaño que la primera.




La Vesica Piscis, a través de la cual se Crea la Luz
Fig. 5-33.
Primer movimiento o día; las primeras dos esferas de creación forman una vesica de piscis.
Cuando hace esto, ha realizado algo muy especial, en los términos de la geometría sagrada. Ha formado una vesica piscis en la intersección de las dos esferas [Fig. 5-33].




¿Alguna vez han visto dos burbujas de jabón juntas? Cuando dos burbujas de jabón se cruzan se forma alrededor de su conexión una línea o un círculo. Si vieran las dos burbujas desde un lado, la sección recién formada se vería como una línea, pero si las estuvieran observando desde arriba, verían la circunferencia recién creada dentro de las esferas más grandes.
Fig. 5-34. El Primer movimiento o día.
Las primeras dos esferas de creación (izquierda); visión dividida (centro); y visión plana o desde arriba.
La circunferencia de la vesica piscis es simétrica y más pequeña que la circunferencia de las esferas más grandes. En otras palabras, de lado parecería una línea recta [Fig. 5-34, centro], y desde arriba parecería un círculo [derecha]. Aunque la vesica piscis generalmente es bidimensional como una moneda, su aspecto tridimensional es igual de válido. Si la sacaran de en medio de las dos esferas, se vería similar a un balón de fútbol americano, como la figura 5-35.




Fig.5-35. Una vesica piscis tridimensional, una forma sólida tridimensional sacada de las dos esferas que la forman.
No les puedo probar esto ahora, pero más tarde en este libro podré comprobarles que esta imagen es la luz. Es la imagen geométrica a través de la cual se creó la luz.
También es la imagen geométrica a través de la cual fueron creados sus ojos, que reciben luz. Además de la luz, también es la imagen de los patrones que están conectados con sus emociones y muchos otros aspectos de la vida. Esta es la geometría básica del campo Electromagnético. Es demasiado simple para entenderlo aquí. Tengo qué esperar hasta que las cosas se hagan más complicadas, después podré explicarlo. Les mostraré que el primer movimiento del Génesis crea el patrón que es la vida. Esa es la razón por la que Dios dijo, “Que se haga la luz." No podía haberlo dicho hasta que no hubiera proyectado la segunda esfera y hubiera creado la vesica piscis.

El Segundo Movimiento Crea la Estrella Tetraédrica

Cuando el espíritu está en el centro de su segunda esfera viendo hacia abajo a la vesica piscis, está observando un nuevo círculo creado, el círculo de la vesica piscis. Este círculo es lo único que es nuevo y las instrucciones del espíritu son ir hacia lo que recién se creó. No importa hacia donde vaya en este nuevo círculo. No puede cometer un error; solo se mueve hacia alguna parte en ese círculo y proyecta una nueva esfera, como en la Figura 5-36.





Fig.5-36. Tercera esfera, segundo movimiento o día del Génesis.

Cuando estamos en el centro del círculo o esfera más alta y viendo hacia abajo, la línea horizontal se ve como un círculo.
No importa en donde se pose el espíritu, podemos hacer girar las esferas para que se vean como este dibujo. Entonces voy a decir que se movió en el círculo hacia el punto A, del lado izquierdo. En ese momento se creó una enorme cantidad de información (en cada movimiento del Génesis surgen grandes cantidades de conocimiento.) La primera creación produjo la esfera. El primer movimiento o día creó la vesica piscis, que es la base de la luz. El segundo movimiento o día produjo, en la relación entre las tres esferas, la geometría básica 





de la estrella tetraédrica [Fig. 5-37], que pronto verán que es una de las formas más importantes para la vida.
No vamos a entrar en toda la información que se creó en este momento, pero cada vez que se forma una nueva esfera, se despliega más y más información y se vuelven visibles más patrones creadores. Después de que se han llevado a cabo el primero y el segundo movimientos, desde cualquier lugar en la esfera, hacia cualquier lugar en el círculo (sin importar cómo se movió el espíritu, ni hacia donde fue en el círculo o la esfera, siempre será perfecto), comenzará a moverse exactamente en el ecuador de la esfera original. Existe un número infinito de ecuadores en esa esfera, pero elegirá uno perfecto.

“Muévete hacia lo Recientemente Creado" hasta terminar

Después de que se creó ese patrón, solo existe una instrucción a seguir, para siempre. La única acción que seguir hasta el fin de los tiempos es moverse siempre hacia el punto (o puntos) más internos del círculo y proyectar otra esfera.
Para efectos de claridad, definamos lo que queremos decir con "punto más interno del círculo." Observen la figura 5-36.
En este caso existen tres puntos más internos del círculo. Si su ojo trazara el perímetro más externo de este patrón, llegarían a tres lugares que son los más cercanos al centro. Son estos "lugares más cercanos al centro" lo que llamamos los puntos más internos del círculo. En el caso del patrón del Génesis que está creando este movimiento del espíritu, existen seis puntos más internos del círculo.
Entonces, con esto en mente, el espíritu comienza a moverse exactamente alrededor del ecuador de la esfera original o central. Cuando ha atravesado los 360 grados completos y alcanza el punto en el que comenzó (lo que serían seis puntos o movimientos), comienza a seguir su segundo impulso (o instrucción, para los estudiantes de la escuela de misterios): Muévanse hacia los puntos más internos del círculo, que ahora están localizados sobre la circunferencia de la esfera original, en donde se intercepta con la vesica piscis. De forma simple, son los puntos más cercanos posibles al exterior del patrón. Ese movimiento continuo empieza a formar un vórtice. Este movimiento de vórtice crea distintos tipos de formas tridimensionales, una después de otra, que son los bloques de construcción o los planos de toda la Realidad.




Fig.5-38. Cuarta esfera,




Fig.5-39. Quinta esfera,





Fig 5.40. Sexta esfera,




Fig.5-41. Séptima esfera,





Fig.5-41a mostrando una visión de los tercer día del Génesis. cuarto día del Génesis. quinto día del Génesis. sexto día del Génesis. vista tridimensional de esto.








Una vez que el espíritu ha creado la tercera esfera, se mueve ahora hacia el punto más interno del círculo y proyecta otra esfera [Fig. 5-38].
Aquí hay más información, pero es muy complicada para discutirla en este momento.
Esto es muy interesante; es el cuarto movimiento o día [Fig. 5-39]. Dice en muchas Biblias en el mundo que en el cuarto día del Génesis, se completó exactamente una mitad de la creación. Comenzando desde el primer movimiento, se formó exactamente una mitad del círculo. [Fig. 5-39]. Nos hemos movido exactamente 180 grados desde el punto del primer movimiento.
La Figura 5-40 es el quinto día del Génesis, más información.
Y en el sexto día [Fig. 5-41] sucede un milagro geométrico: el último círculo forma una flor completa de seis pétalos. Esto es lo que muchas de las primeras Biblias quisieron decir cuando declararon, "En el principio había seis." Nuestra Biblia dice ahora que la creación se formó en seis días y esto encaja exactamente. Este es el patrón del Génesis, por lo que nos referimos a él con ese nombre. Es el principio de la creación de este universo en el que vivimos.
Estos movimientos originales del espíritu son realmente importantes. Es por esto que paso tanto tiempo explicándolos al principio de este curso. Más tarde se pondrá más complejo, pero por ahora este es solo el principio de cómo se crea la manifestación de la Realidad.
Vamos a sacar estas formas tridimensionales de la página una por una. Si pudieran hacerse sólidas, podrían verlas y sostenerlas en sus manos. Vamos a comenzar a aterrizar esta información abstracta hacia la realidad. Después vamos a llevarla más lejos para mostrarles cómo realmente crean la Realidad en la que vivimos. Si estudian esto por su cuenta, estarán viendo salir de esta explicación de la Realidad, algunos aspectos extremadamente elaborados de creación. Si estuvieran creando por sí mismos estas geometrías, dibujarían una línea en alguna parte, en la geometría sagrada que crea el espíritu conforme se mueve a través del vacío y significaría algo asombroso; después otra línea significaría algo incluso más maravilloso. La vida comenzó simple, después creo el mundo complejo en el que vivimos.
Esto no son solo matemáticas y no son solo círculos y geometría. Este es el mapa viviente de la creación de toda Realidad. Deben comprender esto o se perderán y no comprenderán hacia donde conduce este libro. La razón por la que estamos haciendo todo esto, es para que su cerebro izquierdo pueda comprender la unidad de toda
la creación y puedan trascender la conciencia de polaridad.


EL SIGNIFICADO DE LA FORMA Y LA ESTRUCTURA
Desarrollando el Patrón del Génesis
El Toro, la Primera Forma

Observemos la primera figura que sale de la página, es el patrón del Génesis en sí (ver Fig. 5-41).
Si revisan un libro de matemáticas, este patrón del Génesis tiene la mínima cantidad de líneas, que pueden ser dibujadas sobre una superficie plana, para delinear una forma tridimensional llamada el toro. Un toro se forma cuando se gira el patrón del Génesis sobre su eje central, creando una forma que se ve como una rosquilla o donut, pero el orificio de en medio es infinitamente pequeño.







Fig. 6-1. El colorido tubo toro.
Un toro, llamado aquí tubo toro, debido a que éste en particular está
formado como un tubo interno [Fig. 6-1], es único porque es capaz de doblarse sobre sí mismo, girando ya sea hacia dentro o hacia fuera.
Ninguna otra forma en la existencia puede hacer esto o cualquier cosa similar. Un toro es la primera forma que surge del patrón del Génesis completo y es absolutamente único entre todas las formas de la existencia.
Fue Arthur Young quien descubrió que existen siete regiones en esta forma, a esto se le conoce colectivamente como el mapa de siete colores.
Pueden elegir casi cualquier libro de matemáticas y si van hacia el toro, hablará sobre el mapa de siete colores. Existen siete regiones, todas del mismo tamaño, que encajarán exactamente en el tubo toro sin dejar nada fuera. Tal como el patrón del Génesis, seis círculos alrededor del séptimo en el centro abarcando toda la superficie. Es perfecto, impecable. En la geometría sagrada existe algo llamado enganchar. Toman un círculo o una línea y los enganchan, como cuando toman una herramienta para hacer trinquetes en la mecánica de autos y la utilizan para girar algo cierta distancia. Por ejemplo, imaginen dos patrones del Génesis sobrepuestos uno en el otro. Un patrón está fijo; si giran el otro patrón 30 grados, tendrán doce esferas alrededor de la central. Se vería como esto [Fig. 6-2]




en dos dimensiones. En tres dimensiones se vería como un tubo toro. Después si conectan todas las líneas posibles por el centro, obtienen este patrón 





[Fig. 6-3].

Si giran las doce esferas una vez más, esta vez 15 grados, para que ahora haya 24 esferas, se obtiene este patrón [Fig.6-4]. 





Este patrón es lo que se llama un patrón trascendental asociado. ¿Qué es un patrón trascendental? Un número trascendental en las matemáticas, desde mi forma de verlo, es un número que proviene de otra dimensión. En esa dimensión probablemente está completo, pero cuando llega aquí no se traduce por completo dentro de este mundo.
Tenemos muchos de esos. Uno de ellos, por ejemplo, es ¡a proporción phi, de la que -nosotros lo hemos hecho anteriormente- voy a hablar más tarde. Es una proporción matemática que comienza con 1.6180339 y continúa para siempre, lo que quiere decir que nunca se sabe cuál será el siguiente dígito y nunca termina: hay personas que han dejado corriendo las computadoras durante meses sin llegar a un resultado final. Como una simple explicación, esto. 
La forma del toro gobierna muchos aspectos de nuestras vidas. Por ejemplo, el corazón humano tiene siete músculos que forman un toro y éste bombea en las siete regiones que se muestran en el mapa del toro.
Tenemos todo el conocimiento en nuestro cuerpo. El toro está literalmente alrededor de todas las formas de vida, todos los átomos y todos los cuerpos cósmicos, como los planetas, estrellas, galaxias y demás. Es la forma primaria en la existencia.
"En el principio estaba el Verbo." Yo creo que el tiempo revelará que el lenguaje o sonido consciente, o la palabra están revelados en el toro. Existen aquellos que creen que esto es verdad ahora, pero el tiempo lo dirá.

El Laberinto como un Movimiento de la Energía de Fuerza de Vida





La figura 6-5 es un laberinto de siete pliegues. Este se encuentra alrededor de todo el mundo, en todas partes, desde China, el Tibet hasta Inglaterra e Irlanda, Perú y los Indios Americanos. Se acaba de encontrar uno en Egipto.
Encontrarán este laberinto en los pisos de muchas de las iglesias en Europa. La misma forma se encuentra en paredes de piedra en todas partes. Debe haber sido de gran importancia para la humanidad antigua. Existen siete regiones en él, que se relacionan con el toro y con el latido del corazón humano. Más tarde hablaré sobre la antigua escuela de misterio Druida en la Isla de Avalón en Inglaterra. Para llegar a la cima de la montaña en ese lugar, tenían que caminar a través de este mismo laberinto, avanzando y retrocediendo a través de este movimiento.
Actualización: Acabo de ver una imagen de Europa [1998] del Melchizedek bíblico, en la que está sosteniendo la llave del laberinto dentro de una copa.
Cuando estuve en Inglaterra, hablé con Richard Feather Anderson, autor y experto en laberintos y aprendí algo. Como parte de su investigación, hace que las personas caminen a través del laberinto. Descubrió que cuando se camina a través de él, uno es forzado a moverse a través de diferentes estados de conciencia, viviendo una experiencia específica. Esto ocasiona que la energía de fuerza de vida, se mueva a través de los chakras en el siguiente patrón: tres, dos, uno, cuatro, siete, seis, cinco. La energía comienza en el tercer chakra, después pasa al segundo, luego al primero: posteriormente salta hacia el corazón (cuarto), después hacia el centro de la cabeza a la glándula pineal (siete), luego al frente de la cabeza a la glándula pituitaria (seis) y finalmente baja hacia la garganta (quinto).
Cuando se recorre este laberinto, a menos de que uno bloquee la experiencia, se moverá automáticamente a través de esos cambios. Incluso aunque no sepan sobre estas cosas, pasarán de todas formas a través de las experiencias. Muchas personas en todo el mundo se han percatado de que es verdad. El señor Anderson cree que si uno dibuja lineas (el número de líneas indicando cual camino es de los siete) en el orden en el que recorres el sendero: tres, dos, uno, cuatro, siete, seis, cinco — esto da forma a lo que parece una copa [Fig. 6-6].




El siente que este laberinto en particular está relacionado con la forma del Santo Grial y con su conocimiento secreto. Desde mi experiencia, esto se siente correcto, pero mantengo una mente abierta.
Todavía no se qué pensar al respecto, pero puede ser verdad.
Experimenté con este laberinto y a mi si me sucedieron estos cambios. Sin embargo, también fui capaz de experimentar esos mismos cambios de una forma diferente. Pude caminar en línea recta hacia el centro del laberinto, haciendo simplemente los cambios dentro de mi, conforme alcanzaba cada lugar en donde se ubicaba cada vuelta en el laberinto. Pude alcanzar el mismo estado sin caminar a través de todo el patrón. Recuerden el laberinto; regresaré a el más adelante.

Hagamos un descanso antes de continuar, podemos ver el siguiente vídeo:



El Huevo de la Vida, la Segunda Forma después del Génesis

Los círculos oscuros más internos muestran los seis días del Génesis [Fig. 6-7]. 





Una vez que la conciencia proyecta las primeras siete esferas y completa este patrón del génesis, continúa entonces moviéndose en un patrón rotatorio desde cada punto más interno consecutivo, hasta que completa su segundo movimiento desde el vórtice, como se ve en los círculos claros más externos. Ese movimiento a su vez, crea una forma tridimensional que pueden sostener en su mano, que se ve como la figura 6-8. 






Si tomaran la figura 6-7 y borraran todas las líneas que están en medio y otras cuantas líneas, verían este patrón. El patrón de esferas es como el espíritu lo hubiera visto si se hubiera salido de su creación y dijera, "Aja, ¡ya lo veo! Se ve como esto."[Fig. 6-8].

La octava esfera está realmente detrás de las esferas visibles. Si conectaran sus centros, verían un cubo [Fig.6-8a y 6-8b].
¿Entonces qué? ¿A quién le importa? Bueno, a los antiguos si les importaba, porque les preocupaba la creación, la vida y la muerte.
Ellos llamaron a este grupo de esferas el Huevo de la Vida.
Pronto les mostraré cómo el Huevo de la Vida es la estructura morfogenética que creó su cuerpo. Toda su existencia física depende de la estructura del Huevo de la Vida.
Todo lo que son fue creado a través de la forma del Huevo de la Vida, desde el color de sus ojos, la forma de su nariz, la longitud de sus dedos y todo lo demás.
Todo está basado en esta sola forma.

La Tercera Rotación o Forma: El Fruto de la Vida

El siguiente vórtice es la tercera rotación [Fig. 6-9].





Las esferas en este vórtice están centradas en los lugares más internos del perímetro de la ronda anterior, como lo muestran aquí las seis flechas. Entonces cuando el espíritu gira en este tercer vórtice, obtienen los anillos grises que se muestran aquí. Después puedes notar una nueva relación, en donde los seis círculos tocan al círculo central y se tocan entre sí. Si tomaran siete monedas y las unieran en una mesa, se verían como eso. Esta tercera rotación es una relación extremadamente importante en la creación de nuestra Realidad. Cuando observan cuidadosamente la Flor de la Vida, ven estos siete círculos tocándose Fig. 6-9.
La tercera rotación. entre sí.
Hay diecinueve círculos en la Flor de la Vida [Fig. 6-10], 



y están rodeados por dos círculos concéntricos. Por alguna razón, esa imagen se encuentra en todo el mundo. La pregunta es, ¿por qué hicieron eso en todo el mundo y se detuvieron en diecinueve círculos? Es una red infinita y podrían haberse detenido en cualquier punto. El único lugar en todo el planeta en donde los he visto llegar más allá de esos diecinueve círculos, fue en China, en donde hicieron biombos [Fig. 6-11]. 






Uno de los patrones más famosos que usaron en esos biombos fue la Flor de la Vida. Los hicieron en una forma rectangular, llevando el patrón hasta el borde. Pero en todas las demás que hemos encontrado, por lo general verán solo el patrón de la Flor de la Vida. Esto se debe a que cuando los antiguos se dieron cuenta de lo que significaba el siguiente componente y lo importante que era, decidieron mantenerlo en secreto. No querían que las personas vieran
esta relación que estoy a punto de mostrarles. Era tan sagrada e importante que no podían permitir que se convirtiera en un conocimiento común. Eso fue apropiado en ese tiempo; sin embargo, o usamos ahora la información o caemos más profundo en la oscuridad.
Observen que en el patrón de la Flor de la Vida hay muchos círculos incompletos, los cuales, por supuesto, pueden ser también esferas. Observen todo el derredor del borde externo de la figura 6-10. Si completaran todos esos círculos, entonces se desplegaría el secreto. Esta era la forma antigua de codificar la información.
Los círculos o esferas adicionales que se extienden más allá del patrón original de la Flor de la Vida, dentro del anillo gris grande en la Figura 6-12,





completan todos los círculos inconclusos que están al borde de ese patrón.
Tan pronto como completan esas esferas, en un paso mas tendrán el secreto: vayan hacia los lugares más internos del perímetro mostrado por las flechas y recorran el siguiente vórtice. Cuando lo hagan, obtienen el patrón de trece círculos, que se muestra aquí con los círculos grises más pequeños, incluyendo el centro. Cuando se extrae del resto del patrón se ve como la Figura 6-13. Este patrón de trece círculos es una de las formas más santas, más sagradas en la existencia. En la Tierra es llamada el Fig.6-13.





Completando los círculos incompletos resultado, el Fruto, desde donde se creó el material de los detalles de la Realidad.
Combinando lo Masculino y lo Femenino para Crear el Cubo de Metatrón, el Primer Sistema Informativo. Ahora, todos los círculos de este patrón son femeninos. Existen trece formas, en esos trece círculos, para que puedan sobreponer energía masculina, en otras palabras, líneas rectas. Si sobreponen líneas rectas sobre esto en las trece formas, obtendrán trece patrones, que junto con Huevo de la Vida y el toro, crean todo en la existencia. El Huevo de la Vida, el toro y el Fruto de la Vida, un total de tres patrones, crean todo en la existencia sin excepción, cuando menos yo no he podido encontrar una excepción. Les voy a compartir lo que he aprendido; obviamente no les puedo mostrar todo, pero les daré lo suficiente para convencerlos de que esto es verdad. Voy a llamar a esto sistemas informativos. Existen trece sistemas informativos asociados con el patrón del Fruto de la Vida. Cada sistema produce una cantidad vasta y diversificada de conocimiento. Les voy a mostrar solo cuatro de ellos. Creo que es suficiente.
El sistema más simple surge al conectar todos los centros de los círculos con líneas rectas. Si deciden poner líneas rectas sobre este patrón, probablemente el 90 por ciento de ustedes pensaría primero en conectar todos los centros. Si lo hacen, obtienen este patrón [Fig. 6-14],





que es conocido a través del universo, en todas partes, como el Cubo de Metatrón. Es uno de los sistemas informativos más importantes del universo, uno de los patrones básicos de creación de la existencia.

Los Sólidos Platónicos

Cualquier persona que haya estudiado geometría sagrada o incluso geometría regular, sabe que existen cinco formas únicas y que son vitales para comprender tanto la geometría sagrada como la regular. Son llamadas los Sólidos Platónicos [Fig. 6-15].





Por definición, un sólido platónico tiene ciertas características. Primero Fig. 6-14 que nada, todas sus caras son del mismo tamaño. Por ejemplo, un cubo, la forma más conocida de los sólidos Platónicos, tiene un cuadrado en cada cara, por lo que todas son del mismo tamaño. Segundo, todos los bordes de un sólido Platónico son del mismo largo; todos los bordes de un cubo son de la misma longitud. Tercero, solo tiene un tamaño de ángulos interiores entre sus caras. En el caso de un cubo, este ángulo es de 90 grados. Y cuarto, si ponemos un sólido Platónico dentro de una esfera (del tamaño adecuado), todas las puntas tocarán la superficie de la esfera. Con esa definición, solo existen cuatro formas a parte del cubo (A) que tienen todas esas características. La segunda (B) es el tetraedro (tetra significa cuatro), un poliedro que tiene cuatro caras, todas son triángulos equiláteros, una longitud de borde y un ángulo y todas las puntas tocan la superficie de una esfera. La otra forma simple es (C) un octaedro (octa significa ocho), sus ocho caras son triángulos equiláteros del mismo tamaño, la longitud del borde y los ángulos son iguales y todas las puntas tocan la superficie de una esfera.
Los otros dos sólidos Platónicos son un poco más complicados. Uno (D) es llamado el icosaedro, lo que significa que tiene 20 caras, formadas por triángulos equiláteros con el mismo largo de borde y ángulo y todas las puntas tocan la superficie de una esfera. El último es (E) llamado dodecaedro pentagonal (dodeca es 12), sus caras son 12 pentágonos (cinco lados), con la misma longitud de borde y ángulos y todas sus puntas tocan la superficie de una esfera.
Si son ingenieros o arquitectos, han estudiado estas cinco formas en la universidad, cuando menos someramente, porque son la base de las estructuras. Su Fuente: El Cubo de Metatrón
Si estudian geometría sagrada, sin importar qué libro elijan, muestra los cinco sólidos Platónicos, porque son el ABC de la geometría sagrada.
Pero cuando leen todos esos libros, y he leído casi todos ellos, y le preguntan a los expertos, "¿De dónde provienen los sólidos Platónicos? ¿Cuál es su fuente?" casi todos responden que no saben.
Bueno, los cinco sólidos Platónicos provienen del primer sistema informativo del Fruto de la Vida.
Dentro de las líneas del Cubo de Metatrón [ver Fig.6-14], están escondidas las cinco formas. Cuando observan el Cubo de Metatrón, están viendo los cinco sólidos Platónicos al mismo tiempo. Para poder ver mejor cada uno, tienen que volver a hacer el truco de borrar algunas de las líneas. Si borran todas las líneas excepto algunas, obtienen este cubo [Fig. 6-16].
¿Pueden ver el cubo? Realmente es un cubo dentro de un cubo. Algunas de las líneas están punteadas porque están detrás de las caras frontales. Son invisibles cuando el cubo se vuelve sólido. Aquí está la forma sólida del cubo más grande [Fig. 6-16a]. (Asegúrense de ver esta, porque se dificulta más verlas conforme avanzamos.)
Veamos una imagen en 3d


Si borramos ciertas líneas y conectamos otros centros [Fig. 6-17-20], 








obtienen dos tetraedros sobrepuestos, los que forman una estrella tetraédrica. Como el cubo, en realidad obtienen dos estrellas tetraédricas, una dentro de la otra. Aquí está la forma sólida de la estrella tetraédrica más grande [Fig. 6-17a]
La Figura 6-18 es un octaedro dentro de otro octaedro, aunque los están observando desde un ángulo especial. La figura 6-18a es la versión sólida del octaedro más grande.
La Figura 6-19 es un icosaedro dentro de otro y la figura 6-19a es la versión sólida de la más grande. Es más fácil verlo de esta forma. Estos son tres objetos tridimensionales que surgen de los trece  círculos del Fruto de la Vida.




Esta es la pintura de Sulamith Wulfing del Niño Cristo dentro de un icosaedro [Fig. 6-20], lo que es muy apropiado, porque el icosaedro representa el agua, como lo verán en un momento y Cristo fue bautizado en agua, el inicio de la nueva conciencia.





Esta es la quinta y última forma – dos dodecaedros, pentagonales uno dentro del otro [Fig. 6-21] (aquí solo se muestra el dodecaedro interior para hacerlo más simple.) La figura 21a es la versión sólida. Fig.6-21. Dodecaedro pentagonal Fig.6-21a. Dodecaedro sólido. Fig.6-22. Cubo de Metatrón.
En el Cubo de Metatrón. Como hemos visto, los cinco sólidos Platónicos se pueden encontrar en el Cubo de Metatrón [Fig. 6-22].






Las Líneas Faltantes

Cuando estaba buscando el último sólido Platónico en el Cubo de Metatrón, el dodecaedro, me tardé más de veinte años. Después de que los Angeles dijeron, "Todos están allí," comencé a buscar, pero nunca pude encontrar el dodecaedro. Finalmente un día un alumno dijo, "Oye Drunvalo, se te olvidaron algunas líneas en el Cubo de Metatrón." Cuando las señaló, lo observé y dije, "Tienes razón, ise me pasaron!" yo creía que había conectado todos los centros, pero había olvidado algunos de ellos. Con razón no podía encontrar ese dodecaedro, ¡porque esas líneas faltantes lo definían! Durante más de veinte años asumí que tenía todas las líneas cuando no era así.
Este es uno de los grandes problemas en la ciencia, la creencia de que se ha resuelto un problema, para después continuar usando esa información como fundamento. La ciencia ha tenido que enfrentar el mismo tipo de problema sobre los cuerpos que caen en el vacío, por ejemplo. Siempre se ha asumido que caen al mismo ritmo y mucha de nuestra ciencia más avanzada está basada en esta "ley" fundamental. Se ha probado que no es así, pero la ciencia continúa usándolo. Una esfera que gira cae mucho más rápido que una que no gira.
Algún día habrá un juicio final para la ciencia.
Cuando estuve casado con Macki, ella también estaba profundamente involucrada en la geometría sagrada.
Su trabajo me parece muy interesante porque es femenino - energías pentagonales de cerebro derecho. Ella muestra cómo las emociones, los colores y las formas, están todos interrelacionados. En realidad, ella fue la que encontró el dodecaedro en el Cubo de Metatrón antes de que yo lo hiciera. Ella lo tomó e hizo algo que nunca se me hubiera ocurrido hacer. El cubo de Metatrón, como saben, generalmente se dibuja en una superficie plana, pero en realidad es una forma tridimensional. Entonces un día estaba sosteniendo la forma tridimensional y estaba intentando encontrar el dodecaedro allí dentro y Macki dijo, "Déjame ver eso." Ella tomó la forma tridimensional y la giró en la proporción phi. (Algo de lo que no hemos hablado todavía es que la proporción Áurea, también llamada proporción phi, es aproximadamente 1.618). Nunca se me hubiera ocurrido girar la forma de esa manera. Después de que lo hizo, proyectó una sombra a través de ella y obtuvo esta imagen [Fig. 6-23].





Diseño de pentágono de Macki del Cubo de Metatrón. Cuando se corta y se dobla, crea un dodecaedro pentagonal tridimensional.
Macki creó esto originalmente, después me lo dio. Tiene un centro en el pentágono A. Después si toman los cinco pentágonos que salen de A (pentágonos B) y otro pentágono más que sale de cada uno de esos cinco (pentágonos C), tienen un dodecaedro desdoblado. Yo pensé, Guau, esta es la primera vez que he encontrado cualquier tipo de dodecaedro allí dentro. Ella lo hizo en tres días. Yo nunca lo encontré en veinte años.
Una vez pasamos casi un día completo observando este dibujo. Era emocionante, porque cada línea en este dibujo es una proporción Áurea.
Y allí hay rectángulos Áureos tridimensionales por todas partes. Existe uno en el punto E, en donde los dos diamantes de arriba y de abajo son la parte superior e inferior de un rectángulo Áureo tridimensional y las líneas punteadas son los lados. Es algo asombroso. Yo dije, “No sé qué sea esto, Pero probablemente es importante.” Entonces lo hicimos a un lado para considerarlo en otro momento.

Cuasi Cristales

Más tarde descubrí una ciencia totalmente nueva. Esta nueva ciencia va a cambiar dramáticamente el mundo tecnológico. Al usar esta tecnología, los metalurgistas creen que serán capaces de hacer un metal diez veces más duro que los diamantes, si se pueden imaginar esto. Eso sería increíblemente duro.
Durante mucho tiempo, cuando observaban los metales, estuvieron usando lo que se llama difracción de rayos x, para ver en dónde estaban los átomos. Les voy a mostrar pronto una fotografía de difracción de rayos x. Surgieron algunos patrones específicos que revelaron que solo había ciertos tipos de estructuras atómicas.
Ellos pensaron que esto era todo lo que había que aprender, porque fue todo lo que pudieron encontrar. Esto limitó su habilidad para hacer metales.
Actualización: En 1998 estamos comenzando a explorar otra nueva ciencia: la nanotecnología. Hemos creado "máquinas" microscópicas que pueden entrar a un metal o matriz de cristal y reacomodar los átomos. En 1996 o 1997 en Europa, se creó un diamante a partir del grafito, usando la nanotecnología. Este diamante era como de tres pies de ancho y es real. Conforme se unen la ciencia de los cuasi cristales y la nanotecnología, también cambiará nuestra experiencia de la vida. Comparen los finales de los 1980s con el tiempo actual.
Después se desarrolló un juego en Scientific American (Americano Científico), que estaba basado en los patrones Penrose. Roger Penrose 





fue un matemático Inglés y un relativista, que quería resolver cómo acomodar baldosas pentagonales para cubrir totalmente una superficie plana. No se pueden colocar baldosas en forma pentagonal en una superficie plana, no hay forma de hacerlo funcionar. Entonces ideó dos formas de diamante, que son derivados de un pentágono y con esas dos formas fue capaz de formar muchos patrones diferentes que se podían colocar en una superficie plana. Esto se convirtió en un juego en Scientific American (Americano Científico) en los ochentas, colocar estos patrones en formas nuevas, lo que después llevó a algunos científicos metalúrgicos que estaban observando este juego, a sospechar algo nuevo en la física. Finalmente descubrieron un nuevo tipo de patrón atómico. Siempre estuvo allí; simplemente lo encontraron.
Estos patrones son llamados ahora cuasi cristales; 




es algo nuevo (1991). Están desembrollando las formas y los patrones que son posibles a través de los metales. Los científicos están encontrando medios para usar estas formas y patrones y producir nuevos productos metálicos. Y yo apuesto que el gran maestro de todo es el patrón que sacó Macki del Cubo de Metatrón y que cualquier patrón Penrose en existencia, se deriva de este.
¿Por qué? Porque todo es Proporción Áurea, es básico, provino directamente del patrón básico en el Cubo de Metatrón. Aunque no es mi negocio, probablemente en algún momento determinaré si es realmente cierto. Yo veo que en lugar de usar los dos patrones Penrose y el pentágono, solo se use uno de ellos y un pentágono. (Pensé que podría ofrecer esto.) Lo que está pasando ahora en esta nueva ciencia es interesante.
Conforme comience a desplegarse este libro, descubrirán que la geometría sagrada puede describir en detalle cualquier tema en absoluto. No existe nada que puedan pronunciar con su boca, que no pueda ser descrito por la geometría sagrada de forma completa, absoluta y total, con todo el conocimiento posible. (Y estamos haciendo la distinción entre conocimiento y sabiduría: La sabiduría necesita de la experiencia.) Pero el propósito más importante para este trabajo es recordarles que tienen el potencial para activar un campo Mer-Ka-Ba viviente alrededor de su cuerpo y para enseñarles como usarlo. Continuamente me moveré hacia lugares en donde me desvío del tema en todo tipo de raíces y ramas y hablo acerca de cualquier tema que puedan pensar. Pero voy a seguir regresando al camino, porque me estoy enfilando hacia una dirección particular, hacia el Mer-Ka-Ba, el cuerpo de luz humano.







He pasado muchos años estudiando geometría sagrada y creo que uno puede conocer todo lo que existe sobre cualquier tema en absoluto, enfocándose solamente en la geometrías que están detrás. Todo lo que necesitan es un compás y una regla, ni siquiera necesitan una computadora, aunque es de ayuda. Ustedes ya tienen todo el conocimiento dentro, todo lo que tienen que hacer es desplegarlo. Simplemente aprenden el mapa que muestra cómo se mueve el espíritu en el Gran Vacío y eso es todo. Pueden desenmarañar el misterio de cualquier tema.
Para resumir, el primer sistema informativo proviene del Fruto de la Vida a través del Cubo de Metatrón. Al conectar los centros de todas las esferas, obtienen cinco formas, realmente seis, el tetraedro, el cubo, el octaedro, el icosaedro, el dodecaedro y la esfera.

Los Sólidos Platónicos y los Elementos

Los antiguos alquimistas y grandes almas como la de Pitágoras, el padre de Grecia, consideraban que estas seis formas se relacionaban con un elemento [Fig. 6-24].





El tetraedro era considerado el fuego, el cubo era la tierra, el octaedro era el aire, el icosaedro el agua y el dodecaedro era el éter. (Éter, prana y energía takión son lo mismo; esta energía se extiende hacia todas partes y está disponible en cualquier punto en la dimensión espacio-tiempo. Este es el gran secreto de la tecnología de punto cero.) Y la esfera es el vacío. Estos seis elementos son los bloques de construcción del universo.
Ellos crean las cualidades del universo. En la alquimia, generalmente se habla solamente de fuego, tierra, aire y agua; muy pocas veces discuten el éter o prana, porque es muy sagrado. En la escuela Pitagórica, con solo mencionar fuera de la escuela la palabra dodecaedro", los mataban en el acto. Así de sagrada era la forma. Ni siquiera la discutían. Doscientos años después, cuando Platón estaba vivo, hablaba sobre ella, pero muy cuidadosamente.
Por qué? Porque el dodecaedro está cerca del borde externo de su campo de energía y es la forma de conciencia más elevada. Cuando llegan al límite de los 55 pies de su campo de energía, allí hay una esfera.
Pero la siguiente forma dentro de la esfera es el dodecaedro (realmente la relación dodecaedro/icosaedro.)
Adicionalmente, nosotros vivimos en un gran dodecaedro que contiene al universo. Cuando su mente busca el fin del espacio, y existe un fin, allí hay un dodecaedro encerrado en una esfera. Puedo decir esto porque el cuerpo humano es un holograma del universo y contiene los mismos principios. Las doce constelaciones del zodiaco embonan dentro de esto. El dodecaedro es el punto de terminación de las geometrías y es muy importante. En un nivel microscópico, el dodecaedro y el icosaedro son los parámetros correlativos al ADN, elmapa de toda a vida.
Fig. 6-24. Relacionando los seis elementos con las seis formas principales, mostradas en tres columnas que representan la trinidad de la polaridad. La columna izquierda (masculina) representa el cerebro izquierdo y el protón e incluye caras de 3 y 4 lados; la columna central (niño) representa el cuerpo calloso y el neutrón. La columna derecha (femenina) representa el cerebro derecho y el electrón e incluye caras de 3 y 5 lados. El éter es la forma básica de la red de conciencia Crística.
Pueden relacionar las tres columnas en esta figura del Árbol de la Vida y las tres energías primarias del universo: masculina (a la izquierda), femenina (a la derecha) e infantil (centro.) O si se reducen hasta la estructura del universo, tienen el protón a la izquierda, el electrón a la derecha y el neutrón en el centro.
Esta columna central, que es la creadora, es el niño. Recuerden, pasamos desde un octaedro hacia una esfera, para comenzar el proceso desde el Vacío. Este es el proceso de inicio de la creación y se encuentra en el niño, la columna central.
La columna de la izquierda, que contiene al tetraedro y al cubo, es el componente masculino de la conciencia, el lado izquierdo del cerebro. Las caras de estos polígonos son triángulos o cuadrados. La columna central es el cuerpo calloso, que vincula los lados izquierdo y derecho. La columna de la derecha, que contiene al dodecaedro y al icosaedro, es el componente femenino de la conciencia, el lado derecho del cerebro y las caras de estos polígonos están formadas de triángulos y pentágonos. Por lo tanto los polígonos a la izquierda tienen caras de tres y cuatro lados y las formas de la derecha tienen caras de tres y cinco lados.
En los términos de la conciencia de la Tierra, la columna de la derecha es el componente faltante. Hemos creado el lado masculino (izquierdo) de la conciencia de la Tierra y lo que estamos haciendo ahora es completar el componente femenino para crear la totalidad y el equilibrio. El lado derecho está asociado también con la conciencia Crística o de unidad. El dodecaedro es la forma básica de la red de conciencia Crística alrededor de la Tierra. Las dos formas en la columna derecha son llamadas duales entre sí, lo que quiere decir que si conectan los centros de las caras de un dodecaedro con líneas rectas, obtienen un icosaedro; y si conectan los centros de las caras de un icosaedro con líneas rectas, obtienen un dodecaedro. Muchos poliedros tienen duales.

El Sagrado 72 Fig. 6-25.





El cubo y la estrella tetráedrica uno al lado del otro para que vean la cuadratura de la estrella tetráedrica.
En el libro de Dan Winter, Heartmath (Matemáticas del Corazón), se muestra como la molécula del ADN está constituida por la relación dual del dodecaedro y el icosaedro. Uno puede ver también la molécula del ADN como un cubo rotatorio. Cuando giran un cubo 72 grados en un patrón particular, forma un icosaedro, que es a su vez, es un dual de dodecaedro. Entonces existe un patrón recíproco que sube por las fibras del ADN: el icosaedro, después del dodecaedro, luego el icosaedro, continuando de uno al otro. Esta rotación a través del cubo crea la molécula del ADN. Se ha determinado que esta es la geometría sagrada exacta detrás del ADN, aunque puede haber más relaciones escondidas.
Este ángulo de 72 grados rotando en nuestro ADN, se conecta con el mapa o propósito de la Gran Hermandad Blanca. Como saben, existen 72 órdenes asociadas con la Gran Hermandad Blanca. Muchas personas hablan de las 72 órdenes de los ángeles y los Hebreos hablan de los 72 nombres de Dios. La razón para el 72 tiene que ver con la forma en que están construidos los sólidos Platónicos, que también están relacionados con la red de Conciencia Crística alrededor de la Tierra.
Si toman dos tetraedros y los sobreponen (aunque en diferentes posiciones), obtienen una estrella tetraédrica, que desde una visión distinta, no es otra cosa más que un cubo [Fig. 6-25].
Pueden ver ahora cómo están interrelacionadas. De forma similar, pueden poner también cinco tetraedros y formar una capa icosaedronal [Fig. 6-26].





Si forman doce tapas icosaedronales y colocan una en cada cara de un dodecaedro (se requerirían 5 x 12, o 60 tetraedros para crear un dodecaedro), sería un dodecaedro estrellado, porque de cada cara sale un punto desde el centro. Su dual son los 12 puntos en el centro de cada cara del dodecaedro, que forma un icosaedro.
Los 60 tetraedros más los doce puntos de los centros es igual a 72, nuevamente, el número de órdenes asociadas con la Gran Hermandad Blanca. La Hermandad funciona actualmente a través de las relaciones físicas de esta forma dodecaedro-icosaedro, que es la base de la red de Conciencia Crística alrededor del mundo. En otras palabras, la Hermandad está intentando traer de vuelta la conciencia del cerebro derecho del planeta".
Dejemos a un lado la larga pero clarificadora explicación de Drunvalo y continuemos.
Así, en el pensamiento de la Nueva Era, la Flor de la Vida ha proporcionado lo que es considerado como un profundo significado espiritual y las formas de la iluminación a los que lo han estudiado en la geometría sagrada. Hay varios grupos de todo el mundo, que derivan en particular creencias y formas de meditación basada en (al menos en parte) en la flor de la vida, meditación Mer-Ka-Ba, propuesta por el mismo Drunvalo.




Otro aspecto no menos controvertido, son las apariciones que éste símbolo ha ido haciendo en los denominados “Círculos de las Cosechas”.



Hablar de los Círculos en los Campos de Trigo es incursionar en un hecho misterioso e inexplicable, por lo tanto sujeto a muchos juicios sobre su origen.
En realidad es un fenómeno anómalo y esto significa que se escapa a nuestra comprensión o a la manera en que los seres humanos entendemos los fenómenos. Sin una explicación lógica, el fenómeno deambula entre verdades y mentiras, entre historias y mitos, entre los auténtico y lo fraudulento.
Por todo esto, para poder hablar de este tema, debemos separar los hechos de las explicaciones, es decir las afirmaciones de los juicios.
Lo que es real y concreto es que a partir del año 1966 en Australia comenzaron a aparecer dibujos en los campos de trigo y que posteriormente comenzó a suceder lo mismo en varios lugares del mundo (Inglaterra, Australia, Suecia, Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Hungría, Bulgaria, Japón, Nueva Zelanda, Canadá, Estados Unidos y la CEI (ex URSS). Existen inclusive algunos registros muy anteriores que datan del año 1678.





Estos dibujos que eran círculos de variadas y perfectas combinaciones, al comienzo tenían unos 10 a 15 metros; con el pasar de los años los círculos que aparecían eran cada vez más complejos y espectaculares llegando algunos a tener medidas superiores a los 600 metros, cubriendo hasta 10.000 metros cuadrados de superficie. Resulta notable la extrema precisión de su impresión en los campos y el sentido en forma de espiral con que los tallos quedan colocados en el terreno. La circunferencia es nítida, como efectuada por un enorme compás. El grano, además, no resulta nunca dañado y los tallos acostados no están ni doblados ni rotos y continúan creciendo en posición horizontal. Algunos círculos se han formado con varias capas de espigas dobladas en espiral, orientadas en uno y otro sentido alternativamente.
La primera vez que seres humanos vieron la formación de uno de estos increíbles pictogramas en un campo de trigo fue en Agosto del año 1972.




Arthur Shuttlewood y Bryce Bond, los afortunados testigos, hicieron el siguiente relato:
"Una noche, en el mes de agosto de 1972, después del avistamiento de un objeto luminoso en el cielo, una energía desconocida imprimió en un campo de trigo el molde de su forma".
Shuttlewood, considerado actualmente una de las figuras más eminentes en la historia de este fenómeno en los últimos 45 años, lo describió así:
"Las espigas se recostaron con la gracia con que una dama abre o cierra el abanico, y en menos de un minuto se formó ante nuestros ojos un círculo perfecto acompañado de un sonido muy agudo".

Un vídeo:



Su testimonio es relevante ya que con el tiempo han aparecido círculos realizados por algunas personas que son burdos dibujos en que la planta es aplastada o pisoteada y finalmente dañada. Los círculos “auténticos” con el pasar de los días desaparecen, la planta se yergue volviendo a quedar como si nada hubiera sucedido.
El misterio de los círculos en los campos de trigo a fascinado a millones de personas y año  tras año han ido apareciendo por cientos, especialmente en los campos de Inglaterra. 
John Michell, estudioso inglés de la geometría sagrada, declara:
"De hecho, son más bien insólitas las consecuencias que estamos viendo. Algo o alguien empieza a dibujar símbolos en los campos sembrados, y además lo hace de modo armonioso y bello, sin asustar a la gente, sin amenazarla, sino más bien ejerciendo sobre quien lo observa una influencia positiva y benéfica que lo hace mejorar interiormente y transforma su anterior visión del mundo".





El antropólogo alemán Michael Hesemann, director de la revista "Magazin 2000", escribe:
"Los círculos no son mas que un nuevo medio en que seres de otros mundos quieren anunciarnos su retorno y, para evitar a nuestra cultura un terrible "shock", han elegido este medio dulce, refinado y de gran belleza, preparando a nuestras conciencias gradualmente y ampliando los horizontes".
Como contrapartida también hay quien nos explica que éstos círculos de las cosechas no son más que un fraude, veamos:
“Inicialmente se trataba de formas simples, círculos principalmente, aunque posteriormente la complejidad de las figuras aumentó considerablemente. Si las figuras hubiesen sido siempre las mismas, y hubiesen sido sencillas (círculos o circunferencias) podríamos pensar que la causa es un fenómeno meteorológico que por alguna extraña razón sólo ocurre en las islas británicas. Quizá algún tipo de burbuja de plasma o algún tipo de tornado. Existe un grupo dedicado a la investigación de los crop circles, el BLT, compuesto por estudiosos de este fenómeno, que afirma que en las figuras auténticas existe un magnetismo especial que hace que ni siquiera haya insectos o malas hierbas en su interior y que los tallos de los cereales doblados presentan un tipo de elongación originada por calor en la zona de flexión de la planta. Estas afirmaciones afianzan más la teoría del fenómeno meteorológico.




Pero una forma como la de la foto que acompaña este artículo, no hay fenómeno meteorológico que la produzca, haciéndonos orientar las teorías a que son originados por seres inteligentes.
Si es de origen extraterrestre, es extraño que no empezasen a aparecer, o por lo menos a tener repercusión mediática, hasta 1976, cuando mucho antes de esa fecha el fenómeno OVNI ya tenía un interés tremendo. En 1991 Doug Bower y Dave Chorley - dos ancianos jubilados-  salieron a la luz pública adjudicándose la autoría de los primeros círculos aparecidos durante mediados de la década de 1970, mostrando cómo los realizaban a la prensa. Después de esta revelación el interés por los círculos en las cosechas bajó a cero. Para entonces, Dave y Doug ya tenían muchos imitadores, incluso en otros paises. Bower y Chorley alucinaban al comprobar que cereólogos habían encontrado en sus composiciones restos de radiactividad y alteraciones en la composición química de las plantas. 
Jim Schnabel, ex artista del cereal y periodista, recuerda en su libro ‘Round in circles’ (1993) cómo los expertos convertían «mágicamente» sus errores en «logros que ningún ser humano podía duplicar». Por obra y gracia del ‘misteriólogo’ de turno, un pictograma hecho con unas pintas de más acababa siendo radiactivo, rememora Schnabel. Mike J., otro ex fabricante de figuras, descubrió en 1991 que una formación que había creado un año antes «había sido fotografiada, investigada, sondeada por zahoríes, analizada y reproducida en libros y camisetas». Era auténtica y fue «imposible» para él convencer a los cereólogos de lo contrario.
Un video en éste sentido:



Es curioso reseñar que en el año 2001 y debido a un brote de fiebre aftosa, la policía controlaba el acceso a los caminos rurales y en esa fecha dejaron de aparecer las figuras. Debe de ser que los extraterrestres cumplen meticulosamente las leyes de los humanos. (Edición abril 2010: El período en el que los caminos estuvieron controlados fue desde marzo a julio. En ese período el número de crop circles que aparecieron fue mínimo y de formas muy básicas)




Pero poco a poco, la confesión de Doug y Dave se fue olvidando y el interés volvió. Ahora incluso los agricultores cobran por dejar pasar a la gente a ver los crop circles. En fin, no me extrañaría que dentro de poco hasta tuviesen subvención de los ayuntamientos para fomentar el turismo rural.”

Quizás tampoco sepamos nunca la verdad...
Ahora os propongo que veáis una amplia colección de imágenes sobre la Flor de la Vida.





Como siempre espero que os sea útil e interesante.